Blog

¿Qué historias le cuentan nuestras escuelas al mundo?

Los relatos han jugado un papel fundamental en la formación de la humanidad y el desarrollo de las culturas. El pensamiento a través de narraciones ha sido clave para nuestra evolución y al construcción de las civilizaciones. Pero como toda herramienta cognitiva, tienen su lado oscuro. Las historias conectan con nuestras emociones y contribuyen a configurar nuestros marcos de referencia; un relato puede, por tanto, convertirse en fuente de manipulación y puede jugar en contra de la libertad o puede promover modos de vida o formas de pensar que pongan en peligro dimensiones valiosas de nuestra humanidad.

¿De dónde sacar ese liderazgo del que tanto hablan?

En conversaciones recientes con colegas que tienen a su cargo escuelas o equipos de docentes encuentro mucha ilusión ante la recuperación de actividades presenciales y ante esto que, nos dicen, será (ahora sí) una nueva normalidad. Pero también encuentro preocupación y cansancio. Y es natural, pues no sabemos cuánto va a durarnos esta aparente normalidad y qué desafíos traerá la siguiente crisis o ruptura en nuestro entorno. ¿Tú qué piensas? ¿Cómo percibes el ánimo y la mirada de tus equipos, tus estudiantes y sus familias? ¿Qué tanta incertidumbre sigues percibiendo en tu comunidad?

Ni dentro, ni fuera…

Mi primer contacto con la mirada de Loris Malaguzzi se dio en los albores del siglo XXI. En concreto, durante la celebración del seminario “Atravesando fronteras” en Reggio Emilia, a inicios de 2004. Durante aquellos días experimenté una de mis grandes epifanías pedagógicas. Traigo esta anécdota a cuento porque la revelación que experimenté en aquellos días ha empezado a latir con mucha fuerza en mis reflexiones y exploraciones de los últimos dos años. Y ha resultado medular en la construcción de un proyecto que comencé a gestar hace algunos meses y que en días próximos finalmente verá la luz.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de correo.